Gastronomía

Gastronomía

Como en la mayoría de nuestros pueblos la cocina tradicional es muy variada y de recetas tan antiguas como sencillas, aunque ricas en su calidad y sabor, fruto sin duda de la imaginación, el saber popular y la adecuada utilización de los recursos disponibles

En base a los recursos alimentarios de una determinada zona, ésta desarrolla su producción gastronómica, teniendo en cuenta este factor y desde tiempos inmemoriales Íllora al igual que toda la cuenca mediterránea ha rentabilizado sus productos para conseguir una de las dietas más equilibradas que se conocen en Europa. Dada la bondad del clima donde las legumbres como el garbanzo, la lenteja, la habichuela o leguminosas como la haba, eran abundantes y en una zona en donde el olivar es el cultivo más importante, la cocina se volcó en estos elementos junto con el cerdo como carne preferente para dar originalidad o a la gastronomía de la zona.
Nuestra cocina comparte elementos en común con el conjunto gastronómico de Andalucía, así platos típicos como el ajoblanco, el gazpacho, el puchero de garbanzos, las migas, las cazuelas, el pisto etc son compartidos con otras zonas de una amplia distribución geográfica. En lo que se refiere al concepto de gastronomía local, tenemos algunas recetas de producción propia que son en las que nos vamos a centrar.
Un hecho cultural y al mismo tiempo culinario ha sido y es "la matanza", como tradición que unía a las familias, a la entrada del invierno para preparar la despensa cárnica de todo el año. La mantanza como antes hemos dicho no sólo la podemos contemplar como un acontecimiento culinario sino que también era un autentico acontecimiento social en el cual se reunían toda la familia y su entorno más próximo. Otro elementos constitutivo de la despensa de la gastronomía local fueron los productos silvestres como son los esparrágos, las collejas, los cardos, las setas, frutas silvestres como maoletas, acerolas, higos de higuera y chumbos o bellotas.
Los esparragos silvestres sobre todo se hacen en miguilla aunque también se hacen en tortilla o fritos y lo mismo ocurre con collejas y cardos. La seta más buscada y de mayor calidad gastronómica ha sido sin duda la de cardo, pero también se consume las de alamo y los níscalos y la fruta de la que antes hicimos mención, la cual era recolectada directamente de los árboles a excepción del higo chumbo del que numerosos vendedores que en las mañanas del caluroso verano ofrecían en cubos su mercancia de casa en casa, la bellota en Íllora fue el sustituto local de lo que en otros lugares fue la castaña, que calentaba las manos y los estomagos en las noches de invierno en las brasas de la chimenea rajadas por un lateral, hay gente que incluso anisaba algunas frutas como las cerezas para consumo própio y no faltaba la elaboración de dulces caseros como los almendrados, los roscos de viento, los borrachuelos y las tortas de manteca y aceite en la que varias vecinas se unían para ir a la "tahona" y que el panadero le hornease los productos, hecho que todavía se sigue haciendo sobre todo en la festividad de todos los santos y en Semana Santa.

PLATOS TÍPICOS:

Gachas de mosto

Gastronomía

Ingredientes para 4 personas
750 g de harina
250 g de almendras rehogadas
2 litros de mosto (zumo de uva recién pisado)

Preparación > Se hierve el mosto en una olla y se va espumando (retirando la espuma con una cuchara) hasta que tome un color claro y homogéneo, a continuación se añade la harina, sin que haga grumos, hasta obtener una gacha consistente pero no demasiado espesa. La mezcla resultante se vierte en platos llanos, decorándola con las almendras y se sirve fría

 

Remojón de lucio

Gastronomía

Ingredientes para 4 personas
Patatas para cuatro personas
Dos huevos duros
Dos naranjas grandes
Una lata de 200 gr de atún
Aceitunas de olivo lucio
Sal , aceite y vinagre
Un tomate grande


Preparación: Escurrir las patatas que previamente hemos cocido y trocearlas, añadir el huevo laminado, las naranjas y el tomate en trozos, el atún en migas y la cebolletas partida en finas tiras, condimentar al gusto con aceite, vinagre y sal y servir tanto caliente como frio.

   

Ajoblanco

Gastronomía

Ingredientes para 4 personas
Dos dientes de ajo medianos
Medio vaso de aceite
Vinagre al gusto
Sal
Un pepino
Una manzana
Un litro de agua
Dos cucharadas de harina de habas
Una de rebanada de pan (opcional)

Preparacion: En el recipiente de la batidora se mezclan los ingredientes, dejando aparte pelados y troceados el pepino y la manzana, que se agregarán al final. Se precede a batirlos añadiendo progresivamente el agua mientras se mezcla. Servir bien frio (incluso con cubitos de hielo).

 

Pencas con miguilla

Gastronomía

Ingredientes:

Un manojo de pencas (brotes nuevos de la planta de alcachofa)
Un picatoste (hogaza de pan frito)
Un par de ajos
Un puñado de almendras fritas
Agua, sal, aceite, pimentón y vinagre

Preparación : Cocer las pencas hasta que queden tiernas sazonándolas al gusto. Machacar en un mortero el picatoste, los ajos fritos y las almendras. Verter la mezcla resultante en una sartén con un poco de agua, añadir las pencas escurridas, condimentar con una pizca de pimentón y rehogamos. Servir caliente.

Otra variante de este plato son las papas con miguilla sustituyendo las pencas por patatas fritas cortadas en rodajas y fritas con poco aceite.

   

Almendrado Illoreño

Gastronomía

Ingredientes para 4 personas

1/2 kg de azucar
1/2 kg de almendras rehogadas
Moldes para magdalenas (tres docenas)
6 claras de huevo

Preparacion : Preparar un jarabe de almíbar con un par de cucharadas soperas de azucar. Batir las claras hasta conseguir el punto de nieve, y añadirles el jarabe junto con las almendras y el azúcar, la mezcla resultante se vierte a los moldes hasta cubrir una tercera parte y se hornea a fuego medio durante 10 minutos. Servir frio como merienda o desayuno.

   
/